Infinidad de razones existen para consumir Aceite de Oliva Virgen Extra pero, hoy más que nunca, tiene sentido que lo recordemos, ya que estamos ante el Día Mundial de la Salud Digestiva. El AOVE es uno de esos alimentos cuya ingesta aportan más que beneficios pero para llevar una dieta equilibrada, además de consumir ‘Oro líquido’ se deben consumir otros productos y se deben tener hábitos saludables.

El camino de la Salud Digestiva es sencillo y desde Alma de Jerez lo resumimos en estos 10 consejos, que si los cumples será signo de que tu índice de salubridad es el recomendado:

 

BEBER AL MENOS 2 LITROS DE AGUA AL DÍA

No es ningún secreto ni tampoco hay que ser nutricionista para saber que la mejor forma de llevar una vida saludable es bebiendo agua, y no sólo cuando tenemos sed. Es más, muchos han sido los expertos que han teorizado sobre ello, como es el caso de Avila, Aedo, Levin, Bourges y Barquera, que realizaron todo un análisis escueto de la función del agua en la nutrición.

El agua es vida. De hecho, a lo largo del día, perdemos unos 1.450 mililitros de agua través de la orina, el sudor o la respiración. Por ello, para cuidar la hidratación de nuestro cuerpo, el cual está compuesto de casi el 60% de agua, debemos consumir al menos 2 litros al día, unos 6 o 8 vasos, para así reponer las cantidades que vamos perdiendo.

 

HACER 5 COMIDAS AL DÍA

Para realizar una ingesta saludable las cantidades deben ser las necesarias y frecuentes, por lo que, ¡nada de comidas copiosas! Además, es recomendable establecernos un horario regular con 3 comidas principales y 2 colaciones, realizando un total de 5 comidas diarias.

Intentar cumplir con los horarios, comer en la mesa y evitar picar a deshoras son consejos que permiten hacer que nuestro día a día cumpla con hábitos saludables. Eso sí, una de las cosas más importantes respecto a consejos de alimentación es que debemos poner en marcha nuestro organismo con un buen desayuno, el cual debe contener dosis de fruta, lácteos y cereales; para así comenzar un nuevo día recargados de energía.

 

REDUCIR EL EXCESO DE ALIMENTOS GRASOS

Evitar las frituras, bollería y rebozados es uno de los retos que debemos superar si queremos completar el ‘Camino de la Salud Digestiva’. De hecho, se recomienda para acoger hábitos positivos, reducir los productos con altos índices de grasas y sustituirlos por alimentos bajos en calorías preparados al vapor, al horno o asados. Además, no podemos olvidar que hay que moderar el consumo de alimentos irritantes o cargados en grasas ya que así reducirás el estrés.

 

INCLUIR ALIMENTOS RICOS EN FIBRAS

A diario es recomendable consumir entre 25 y 30 gramos de fibra. La ingesta de alimentos que aportan fibra tales como frutas, verduras, hortalizas y legumbres es saludable para nuestro organismo. La falta de alimentos ricos en fibra evitar padecer patologías como el estreñimiento, problemas de colon o retención de toxinas, entre otras.

 

TOMAR LÁCTEOS CON PROBIÓTICOS

La incorporación en nuestra dieta de productos como leche, yogures, smoothies de frutas y batidos naturales, en definitiva, lácteos ricos en probióticos, es saludable para nuestro cuerpo. De hecho, según el estudio “Bacteriocinas de probióticos” la forma más frecuente de consumir probióticos es a través de alimentos lácteos que contienen lactobacilos y bifidobacterias; y por los efectos benéficos adicionales a los nutritivos, estos alimentos se consideran en el grupo de los alimentos funcionales.

 

COMER PESCADO Y CARNES NO MAGRAS

Se recomienda que, al menos tres veces a la semana, la ingesta de pescado; así como evitar el consumo de carnes magras en las comidas. Según Rufino y Muñoz en un estudio sobre conductas nutricionales, entre los alimentos que menos se ajustan a la guía alimentaria, cabe diferenciar dos grupos, uno que se caracteriza por un consumo por encima de lo recomendado de carnes magras y otro que se caracteriza por un consumo inferior al establecido de pescado.

 

EVITAR LOS PRODUCTOS TÓXICOS

El tabaco, el alcohol, así como otras sustancias tóxicas no son recomendables para gozar de una salud plena. Estas sustancias no son beneficiosas para mantenernos sanos, sino todo lo contrario, ya que su consumo produce efectos negativos que, a largo plazo, llevan al desgaste o la disfuncionalidad de muchos de nuestros órganos.

 

HACER DEPORTE REGULARMENTE

Si mantenemos en nuestra rutina una frecuente práctica de alguna actividad física nos sentiremos energéticos y, además, llegar al peso recomendable para nuestra constitución será más sencillo. De hecho, actividades como salir a caminar puede mejorar el tránsito intestinal.

 

DORMIR 8 HORAS DIARIAS

Nunca hay que subestimar al sueño. Dedicar tiempo al descanso de nuestro cuerpo mejora nuestro rendimiento. El tiempo de reposo es vital para recargarnos de energía y así llegar al final del día sin estrés ni cansancio. Por ello, es necesario aprender también a relajarse y dedicar al menos 8 horas al día a dormir.

 

NO OLVIDAR EL ‘ORO LÍQUIDO’

Llamar ‘Oro líquido’ al aceite de oliva virgen extra no es fruto de la casualidad de eso estamos seguros en Alma de Jerez. El Aceite de Oliva Virgen Extra es el ingrediente estrella de muchos platos y además aporta innumerables beneficios en nuestro organismo.

 

La ingesta de una cucharada al día de AOVE es la cantidad recomendable en cualquier dieta saludable y la podemos distribuir en nuestras ensaladas u otros platos; o consumirla en el pan de nuestro desayuno si así lo deseamos. Eso sí, recuerda que para disfrutar de las diferentes cualidades y de su sabor lo mejor es consumirlo en su forma cruda

Related posts: