Si pensamos en los destinos más mágicos de nuestro país, sin lugar a dudas, Jerez es uno de ellos. Famosa por sus vinos, su cultura y su gente, Jerez es la capital del mundo del caballo en España, una ciudad llena de vida en la que sus fiestas y tradiciones marcan el ritmo de sus días.

Desde hace años, el turismo se ha convertido en uno de los principales motores económicos de nuestro país, fundamental para su desarrollo. Durante las últimas décadas, ha aumentado y se ha ido diversificando de manera constante, convirtiéndose así en uno de los sectores más relevantes y de mayor crecimiento del que se benefician todos los países del mundo, entre ellos España, rica en cultura y destino elegido por viajeros de todas partes del globo.

El turismo ayuda a la comprensión entre culturas y países y contribuye al fortalecimiento de la paz en el mundo. Es un placer que nos hace ser más sabios y conocer más sobre la tierra en la que vivimos. Entre culturas, la de Jerez de la Frontera es una de las más bonitas.

Jerez, ciudad de tradición

Jerez de la Frontera es una ciudad de tradiciones y costumbres. Esta ciudad gaditana se encuentra en la frontera con Granada y posee influencias de muchas culturas.

Los cuatro símbolos que identifican a Jerez son el caballo, el flamenco, el vino y el motociclismo. Su famoso vino de Jerez es reconocido internacionalmente, es por esto que es conocida como la ciudad del vino. Además, la ciudad está ubicada en una zona fértil para la agricultura y la ganadería. Olivos y toros adornan sus paisajes. Y, sobre todo, los caballos. De hecho, otro de sus principales atractivos es la crianza del caballo cartujano, también llamado caballo jerezano.

Como buena ciudad andaluza, el flamenco y la poesía inundan sus calles. En Jerez nacieron Lola Flores, José Mercé y Caballero Bonald. La cultura se respira por cada uno de sus rincones y sus fiestas son reconocidas en todo el territorio, desde la Feria del Caballo hasta el Gran Premio de España de Motociclismo, uno de los más vistos y visitados del mundo.

La gastronomía

Los platos típicos de Jerez de la Frontera beben de muchas y variadas culturas. La larga historia de esta ciudad guarda numerosas influencias que podemos observar en sus platos.

Platos tan tradicionales como el ajo caliente, la cola de toro, el puchero, los chicharrones, la berza o los conocidos riñones al jerez, son los representantes más emblemáticos de su cocina. Y, al tener Cádiz a tan cerca, también abunda el pescado cocinado de múltiples formas, desde frito, en guisos, a la plancha o al horno.

En Jerez se cuidan los detalles en la cocina y se reúnen los mejores productos de Andalucía. Típicos de la zona son las verduras y el aceite. Es innegable que la tradición mediterránea está presente en la cocina de esta región.

Fiestas y celebraciones

La alegría y la diversión son rasgos comunes en las celebraciones de Jerez. Como en toda ciudad, las fiestas mayores enriquecen el valor cultural. En Jerez es muy importante la Feria del Caballo, que se celebra en mayo. Es una festividad llena de colores, flamenco y estos elegantes animales. Las casetas cubren las calles de la feria, a la que tienen acceso todos los que visiten el recinto, para así disfrutar de sus luces y los cantos, y el buen ambiente del lugar.

Otra de las grandes celebraciones de la ciudad es el Gran Premio de Motociclismo de Jerez, que atrae a amantes de este deporte desde todas partes del mundo. Es una de las competiciones más populares del motociclismo profesional.

El Carnaval de Jerez también tiene su hueco en la agenda de los jerezanos. Esta fiesta local compite en popularidad con la de Cádiz capital y reúne a un gran número de seguidores que va creciendo con el paso de los años. El Carnaval se celebra en el mes de febrero y está protagonizado por el ingenio y la música de las agrupaciones.

La Semana Santa es otro de los eventos importantes en la ciudad. Al igual que en otras partes de Andalucía, las calles de Jerez son recorridas por procesiones religiosas que se acompañan de música, flores y rezos. También de carácter religioso y festivo son las curiosas Zambombás, que marcan el inicio de la Navidad jerezana.

Para finalizar, no podemos olvidarnos de la popular Fiesta de la Vendimia, dos semanas llenas de eventos culturales que giran en torno a la pisada de uvas. Al ser de gran importancia la cultura del vino en la ciudad, esta celebración ayuda a que prevalezca la pasión por el mundo vinícola que tanta reputación le ha dado a Jerez a nivel mundial.

Como has podido comprobar, Jerez es una ciudad llena de vida, tradiciones y cultura, distinta a las demás que puedas conocer. En el Día del Turismo, Jerez de la Frontera quiere representar a Andalucía y ensalzarla como uno de sus destinos claves. Porque sus raíces están en los olivos, emblema del sur y riqueza de su gente.

Related posts: